miércoles, 20 de mayo de 2009

Reflexiones I

El caso es que ultimante a mi y a dos compañeros nos dio la tontería de comenzar a ir al gimnasio, os preguntareis ¿por qué?; la verdad es que no soy una silfide que digamos, pero bueno, el caso es que allí entre horas y horas de duro sufrimiento, amenizados con los gritos del monitor mientras nos castiga con el latigo llegué a la conclusión de que a las mujeres les gusta hacernos sufrir.

Comenzamos con las conclusiones a las que llegué, dichas conclusiones pueden considerarse como el código a seguir:
1. Si una tía te gusta no puedes entrarle a saco sino que tienes que hacer como los pavos reales, es decir, sacar la cola, que nadie lo tome como un doble sentido que ¡¡ya os veo venir!!. Con esto quiero decir que tienes que meter la barriga cervezera, ponerte bien recto, meter calcetines en la entrepierna (se sigue haciendo por desgracia) y lanzar miradas furtivas; no sé la razón exacta de porque funcionan mejor las miradas furtivas pero así es y la femina caerá entre tus brazos, si puede ser con la música romántica de alguno de los triunfitos. Médicos de todo el mundo buscan todavía que hormonas intervienen en que nos guste dicha música.
2. En caso de que no consigas nada con la primera regla tienes que pasar al plan B, como en toda buena película que se precie, y actuar como un teletuby; es decir, tienes que hacerte el gillipollas e ir de sensible para comerte un rosco. Solo hay una ventaja en este método y es que no tienes que meter la barriga y la antena la puedes llevar a la vista, je je.
3. Aunque existe la última opción que es la más efectiva, pero la más difícil de llevar a cabo, que es pasar de la tía en cuestión y ahí es donde interviene la teoría del caos; todos estais pensando que la femina pasará de nosotros pero mi firme convicción es que se abre una falla espacio-temporal que hace que la chica se te lance a los brazos a pesar de tu timidez. Ya se que a muchos les pasó y pensaron que era efecto de la colonia pero puedo aseguraros que no es así.

Bueno espero poneros en breve otra entrado explicando los avatares que sufrimos en el gimnasio de la universidad.

2 comentarios:

  1. Why dont you get a job?

    ResponderEliminar
  2. Q te gusta la música de triunfitos? Y que has visto usar calcetines en la entrepierna? Y que vas al gimnasio porque a las mujeres le gusta castigar a los hombres? Ah! Se te olvidó lo más efectivo: el dinero.

    ResponderEliminar