miércoles, 26 de agosto de 2009

Desempolvando recuerdos.

Me arrastra la corriente de un río murmurante,
caudaloso y profundo mi nave dirige,
lentamente va marcando una estela implacable
de dificil escapatoria y de luz sin limite.

Y navego en sus aguas abandonado y triste
con el alma oprimida y de angustias repleta,
ausente de todo,solo con mi pena
mi volcánica ansiedad, que a la muerta lleva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario