jueves, 15 de noviembre de 2012

Japón: Luces y Sombras

He tenido (yo Lexus) que actualizar esta entrada cambiando en una letra el nombre de una foto debido a que estaba linkeada desde una empresa de búsqueda de imágenes rival a google, y por ello google nos penalizaba la indexación, lo que se traduce en muchas menos visitas. Es la tercera vez que pasa algo similar en 15 días.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
27/08/2012
Desde que era un niño pequeño siempre desee viajar a Japón, su cultura, su tecnología me tentaban. Así que procedo a dejaros una pequña referencia acerca de los puntos fuertes y debiles del país del sol naciente.

Luces:

Paisajes

¡¡¡¡¡¡Sobran las palabras!!!!!!









Máquinas expendedoras

En general, el mundo de las máquinas expendedoras japonesas pertenece al futuro si lo comparamos con el ridículo sector del vending español. En primer, al contrario de la gran mayoría de las españolas, las maquinas aceptan billetes. Esto que parece una estupidez, supone una gran ventaja, ya que así actúan al mismo tiempo de improvisadas máquinas para conseguir ese cambio que tantas veces nos hace falta para utilizar la fotocopiadora u otras máquinas que solo funcionan con monedas.

Además, el precio de las bebidas en estas máquinas suele ser el mismo vayamos a donde vayamos. Por otra parte, la oferta de bebidas y de tipos de máquinas expendedoras es muchísimo más amplia, pueden incluso convivir maquinas de empresas rivales.

Bicicletas

Ya es conocido aquello de que uno puede circular tranquilamente en bicicleta sin necesidad de carril bici, sin que los viejos y viejas se quejen y luchen por acaparar cada centímetro de acera, y pudiendo dejarla en casi cualquier sitio sin candado sin riesgo a que la roben.

Atención al cliente

Para ellos el cliente es dios. Salvo extrañas excepciones, el trato a uno como cliente siempre es excepcional y respetuoso, diligente y eficaz. Si en algún momento uno recibe un mal trato, una queja a la empresa será suficiente para recibir toda una serie de disculpas y tributos.

Puntualidad y palabra

Si te dicen que el libro que encargaste estará el lunes, estará con un 99% de seguridad el lunes, por norma general la palabra se cumple. Es algo que admiro y respeto.

Desfibriladores

En todas las estaciones y edificios públicos hay desfibriladores. Es así, y es posible y muy útil, por muy extraño que parezca. Son mecanismos sencillos de usar, y cualquier persona que haya hecho un curso de primeros auxilios saben utilizarlos. Esta iniciativa ha salvado ya miles de vidas.

Prácticas en empresa

No hay por una razón muy sencilla: porque los empresarios japoneses han aceptado de buen grado que la esclavitud se aboliese. Por cierto que en Japón un sueldo “normalito” ronda los 2.000 euros.

Reciclaje

La estricta política de basuras de Japón, aunque algo incómoda, supone una grandísima ventaja para la ciudad y para el ciudadano.

Televisión educativa

¿Imagináis un canal público donde aprender inglés, alemán, ruso, checo, árabe, francés, italiano, portugués, chino y coreano? Existe, es la NHK, la televisión pública japonesa.


Sombras:

No todo iba a ser alegría y sonrisas.

Papeleras

Al que no le importe tener los bolsillos llenos de basura, puede no molestarle esto. En Japón la falta de papeleras (a no ser que sea en la puerta de un konbini) es irritante en muchos casos. Este debe ser un sentir general de los alérgicos.

Inflexibilidad

La inflexibilidad japonesa es también otra de esas cosas que llegan a rozar el absurdo. Cuando uno va a ingresar en alguna institución o a solicitar algo, puede tener la sensación de que le están sometiendo al tercer grado. Y lo peor es que en algunos casos, y sobre todo si eres extranjero.

Alcantarillado

Antes de la gran revolución urbana, el alcantarillado circulaba junto a las casas en pequeñas y sucias caceras. Para sorpresa de muchos, en muchas zonas esto sigue siendo así, lo cual llega a ser algo molesto en verano.

Mal entendida femineidad

Muchas chicas japonesas actúan como si fuesen tontas. Es por aquello del ‘Kawaii’ que tanto gusta a los japoneses, y que personalmente repudio. Por supuesto, desgraciadamente hay un arraigado machismo recalcitrante que tiene mucha culpa de esto.

Alcohol

En Japón se bebe, y mucho. Aquello de irse con los compañeros de trabajo a beber después de una larga jornada de trabajo sigue existiendo en la convención social. Beber es en algunos casos un requisito.

Manga Anime

Aunque afortunadamente la televisión pública japonesa no está copada por estos productos culturales, sí es cierto que la producción de los mismos es excesiva. No obstante, hay que decir que el manga y el anime son considerados en Japón, salvo por el grueso otaku, como subcultura, y así lo puede uno comprobar al ver las secciones de algunas librerías. En cualquier caso, la producción excesiva provoca, como siempre, que haya clichés terribles y para nada educativos en muchos de estos productos.

Improvisación

La improvisación, ese proceso tan creativo y enriquecedor en muchos casos, es algo que se evita en Japón. No es que uno no pueda improvisar, pero desde luego que bien visto no está. Esto se traduce en largas horas de trabajo, preparación de presentaciones “gratis” en horario familiar, y otro sinfín de desventajas.

Bueno espero que este post sea ayuda si alguno de los lectores pretende irse a Japón.

1 comentario:

  1. ehhh!!! hay muchas cosas q me asustaron pero de igual forma esas no son las unicas cosa buenas q japon tiene. todo lo q nosotros vemos no muy agradable es una costumbre para ellos y si alguna persona decide ir a vivir alla es porque esta dispuesto a adaptarc a todo la idea es que te conviertas en un buen ciudadano y mas si es un extranjero , para no alterar las cosas dentro de la sociedad . bueno tu articulo de japon (arigato gozaimasu).

    ResponderEliminar